Estudio sobre Elecciones de 2016 en Región de Coquimbo confirma acarreo, falta de mujeres y alta participación de pobres

El Centro de Estudios y Consultora DOCTA, dio a conocer un estudio sobre las elecciones municipales del 2016 en la Región de Coquimbo, en el cual se analiza los resultados de acuerdo a los datos de cada comuna, el impacto del voto voluntario y abstención electoral, el acarreo de electores a comunas más chicas, relación de pobreza y participación electoral, las tendencias y presencia de partidos políticos y conglomerados en cada periodo alcaldicio, y participación de hombres y mujeres en cargos de representación popular.

Para Miguel Torres, Director de Docta “la tendencia muestra que los habitantes de la Región de Coquimbo están más interesados en participar en las elecciones presidenciales que de las municipales. Asimismo, en las elecciones presidenciales hay menos votos nulos o blancos, en relación a las municipales”, pero agrega que “sin embargo, estas diferencias se dan en las grandes comunas de la región: La Serena, Coquimbo y en menor medida Ovalle. Las comunas pequeñas, todas mayoritariamente rurales, tienen una participación similar en todas las elecciones”.

El estudio señala que la Región de Coquimbo fue la sexta con menor participación en las Elecciones Municipales 2016, con tan sólo un 34,24% de electores en las urnas, muy cerca del promedio nacional de 34,88% y que sólo 8 de las 15 comunas de la región tuvieron una participación electoral por sobre el 50%, pero, esas 8 comunas sólo representan el 13,65% del electorado regional.

MÁS ELECTORES EN LAS COMUNAS CHICAS

El informe da a conocer que las 12 de 15 comunas, las más pequeñas de la región tienen más electores que habitantes mayores de 18 años, con excepción de La Serena, Coquimbo y Ovalle que tienen menos. Esta situación plantea que grandes ciudades de la región aportan con votantes a comunas chicas, en muchos casos por acarreo.

Miguel Torres señala que “esta situación determina claramente que Ovalle en menor medida, seguida de La Serena y en gran cantidad Coquimbo son las que aportarían electores a las comunas pequeñas, donde el acarreo se tiene como institucionalizado, lo que afecta la decisión de los propios votantes de esas comunas. El acarreo no es desconocido por los candidatos ni por los partidos políticos, quienes indirectamente han avalado el hecho”.

Y agrega que “estos electores de temporada sólo acuden a las comunas donde son trasladados para votar en las elecciones municipales, pero se devuelven a sus comunas de origen en las elecciones presidenciales. Esta hipótesis se confirma porque el padrón electoral de cada comuna aumenta en las elecciones municipales y se reduce en las elecciones presidenciales”.

“Sin embargo, no todos esos electores que exceden la cantidad de habitantes mayores de 18 años en las comunas son acarreados, ya que en algunos casos éstos vivieron en ellas, lugar en el que se inscribieron o quedaron inscritos automáticamente en el registro electoral y que luego migraron a La Serena, Coquimbo u Ovalle, u otra ciudad fuera de la región, manteniendo su domicilio electoral en su comuna de origen, pero esos son los menos”, señala Miguel Torres, director de DOCTA.

La Higuera, Paihuano, Andacollo, Río Hurtado y Punitaqui fueron las comunas en donde se denunció la mayor cantidad de acarreo de votantes en las elecciones municipales de 2016, siendo además las que tuvieron mayor participación electoral.

Entre ellas sobresale Paihuano que tuvo 38,92% más de electores que habitantes mayores de 18 años, lo que equivale a 1.328 personas, con una participación electoral del 63,32%, la más alta de la Región de Coquimbo, por lo que la elección de las autoridades comunales habría estado determinada por los acarreados.

POBREZA Y PARTICIPACIÓN ELECTORAL

En la Región de Coquimbo se da la característica que, a mayor pobreza, mayor participación electoral, al menos en el 2016. Así lo demuestra el estudio, que ordena de menor a mayor el nivel de pobreza de las comunas de la región, donde la participación se da con fluctuaciones bruscas en algunos casos, pero siempre yendo la curva en alza.

Torres señala que “la participación electoral en comunas pequeñas es distinta a la de comunas grandes y ella responde a realidades sociales, culturales, económicas y políticas diversas. Además, realizar una campaña electoral en zonas rurales y comunas chicas, es distinto en capacidad técnica y económica que en una zona urbana. Al analizar la relación entre pobreza comunal y participación electoral, se debe hacer considerando que la elección de alcaldes provoca la mayor movilización de votantes, en la cual la competencia es alta en muchos casos, por lo que el sesgo de clase (electores pobres votan menos o no votan) no debe tenerse necesariamente en cuenta en este análisis”.

El estudio establece que se sostenía que la participación siempre era mayor en las comunas ricas y menor en las comunas pobres y el sesgo también se hacía evidente en las encuestas de opinión, en donde las personas de estratos bajos manifestaban menos predisposición a votar en comparación con las clases más acomodadas, sin embargo, en la Región de Coquimbo se da lo contrario: La Serena es la comuna que registra el menor nivel de pobreza (12,8%) y fue la que tuvo la menor participación electoral de la región con un 25,05%. En el extremo opuesto, Canela es la comuna más pobre de la región, con un 37,5% de pobreza, pero fue la comuna con la más alta participación electoral con un 62,77%.

REGIÓN DE COQUIMBO ES DE IZQUIERDA

En todas las elecciones de alcaldes y concejales la Concertación/Nueva Mayoría siempre obtuvo a nivel regional una votación superior al porcentaje obtenido a nivel nacional, situación contraria a la Alianza/Coalición/Chile Vamos que siempre estuvo muy por debajo de la votación nacional de su sector.

Para el director de DOCTA “la Región de Coquimbo está altamente vinculada/identificada con la izquierda/centroizquierda, en donde la Concertación/Nueva Mayoría ha mantenido casi una hegemonía en la región y la Alianza/Coalición/Chile Vamos no ha podido tener más de tres alcaldes electos en cada periodo electoral”.

Torres agrega que “el Partido Socialista de Chile es el partido más afectado en las últimas cuatro elecciones municipales, pasando de tener 4 alcaldes el 2004 a uno en el 2016. Le sigue el PPD que de tener 3 alcaldes el 2004 quedó sin representantes el 2016. Los independientes fuera de pacto han sido los triunfadores en la última elección”.

MUJERES EN POLÍTICA

En 2004 y 2008 había 3 mujeres alcaldesas y 12 hombres alcaldes. En 2012 y 2016 no resultaron electas mujeres, quedando sin presencia en las alcaldías, convirtiendo a la Región de Coquimbo en una de las más machistas en la materia.

Respecto a los concejales, en 2016, sólo el 23,5% de concejales electos corresponde a mujeres, porcentaje menor al del 2012 donde fue de 25%.

Miguel Torres explica que “existe muy baja participación política de mujeres en la región, menos de un cuarto del total de concejales son de sexo femenino, lo que supone una separación de la mujer con la esfera pública y directa e indirectamente un menoscabo a sus capacidades en la política, por lo que se requiere urgente intervención y políticas tendientes a ampliar su participación”.

Acceder a este enlace para conocer completo el Estudio Elecciones Municipales 2016 – Región De Coquimbo.